Vida saludable, complementos nutricionales y lágrimas artificiales pueden ayudar en la prevención y tratamiento de algunas patologías oftalmológicas.

Entrevista con la Dra. Sandra Gómez, Servei d´Oftalmologia, Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Badalona.

La Dra. Gómez participó el pasado mes de abril como docente en el curso “Patologías oftalmológicas de más prevalencia y otras alteraciones oculares”, organizado por el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona y patrocinado por Angelini.

En dicho curso, del Dr. Pablo Infiesta, al que entrevistamos hace unas semanas en este mismo blog, nos habló de las patologías del polo anterior. Hoy hablamos con la Dra. Gómez sobre las patologías del polo posterior y que podemos hacer desde la farmacia para ayudar al paciente.

¿Cuáles son las patologías oftalmológicas más prevalentes en el polo posterior del ojo?

Las enfermedades de la retina más frecuentes en nuestro medio son las degenerativas (como la degeneración macular asociada a la edad, DMAE) y las vasculares (como la retinopatía diabética y las obstrucciones venosas).

La DMAE es la principal causa de ceguera en personas mayores de 50 años. ¿Cómo se detecta? ¿Debemos derivar necesariamente al médico?

Fundamentalmente existen dos tipos de DMAE, la seca, mucho más frecuente, que cursa con pérdida de agudeza visual lenta y progresivamente, y la húmeda, menos frecuente pero más grave, con pérdida de visión rápida, metamorfopsia (visión de imágenes deformadas) o escotoma (visión de mancha negra central). Para el diagnóstico es fundamental realizar un fondo de ojo, por lo que ante cualquiera de estos síntomas es necesario la derivación al oftalmólogo.

En casos de DMAE ¿Qué podemos recomendar al paciente? ¿Existen algunos nutrientes que puedan ayudar?

Además de los tratamientos hospitalarios que se indiquen, se puede recomendar el abandono del hábito tabáquico en pacientes fumadores, el uso de filtros especiales en las gafas y una alimentación rica en vitaminas C y E, oligoelementos como zinc y cobre, flavonoides como luteína y zeaxantina, y ácidos grasos omega 3 (DHA y EPA). También se les puede educar en la autoevaluación con las rejillas de Amsler.

¿La diabetes puede afectar a la visión? ¿Cuáles son los factores de riesgo para sufrir una retinopatía diabética?

Una de las complicaciones más frecuentes de la diabetes es la retinopatía diabética. Alrededor de un 30% de los pacientes diabéticos presentan algún grado de retinopatía diabética, y un 10% presenta una retinopatía diabética avanzada que compromete la visión. De hecho, es la causa más frecuente de ceguera en pacientes en edad laboral en nuestro medio. Los factores de riesgo más importantes son el tiempo de evolución de la diabetes y el control metabólico.

¿Cómo se tratan las patologías oftalmológicas relacionadas con la diabetes? ¿Cómo les podemos ayudar desde la farmacia?

El tratamiento de la retinopatía diabética precisa de un abordaje multidisciplinar. Es importante que el paciente optimice el control metabólico y disminuya los factores de riesgo cardiovascular. En casos de retinopatía diabética avanzada o de edema macular, el tratamiento es hospitalario, mediante fotocoagulación con láser o inyecciones de fármacos por vía intravítrea.

Como recomendaciones, además de recordarles la importancia de una vida saludable (abandonar el hábito tabáquico, dieta y ejercicio), se les debe recordar que deben realizar fondos de ojo de control anuales o cada dos años. En atención primaria existen protocolos muy bien diseñados para el cribado de retinopatía diabética.

¿Existe tratamiento para el desprendimiento de retina? ¿Cuáles son sus síntomas y qué debe hacer el farmacéutico?

El desprendimiento de retina es una patología aguda de la retina y que puede ser potencialmente cegadora. El curso de un desprendimiento de retina sigue 3 fases:

  • El desprendimiento del vítreo, que sucede en gran parte de la población sana en un momento u otro. Se trata de un fenómeno fisiológico que en la mayoría de los casos no deriva en complicaciones. Cursa con la visión de miodesopsias o moscas volantes. Esta fase no tiene tratamiento (no es necesario).
  • El desgarro retiniano aparece en el trascurso del desprendimiento del vítreo, cuando un punto de adherencia del vítreo en la retina genera una tracción que desgarra la retina. Además de las miodesopsias, pueden aparecer fotopsias (o visión de flashes de luz) o pérdida de visión por hemorragia. En estos casos, si es posible se realiza tratamiento preventivo mediante fotocoagulación con láser alrededor del desgarro.
  • El desprendimiento de retina se acontece cuando a través del desgarro retiniano se filtra fluido y separa la retina. En este momento, el paciente percibe la visión de cortina o telón, un escotoma que progresa y aumenta de tamaño. En esta fase, el tratamiento es la cirugía preferente.

¿Qué patologías oftalmológicas pueden padecer los niños? ¿Qué nos recomienda al respecto?

Para los niños, más allá de enfermedades que puedan suceder a lo largo de su vida, existen unas revisiones y recomendaciones básicas.

  • En el recién nacido y el lactante las revisiones buscan descartar patologías poco frecuentes pero graves, como la catarata congénita y el retinoblastoma. Ante la presencia de leucocoria (pupila blanca) en un recién nacido, la derivación al oftalmólogo debe ser preferente.
  • Entre el año y los 5 años, las revisiones van dirigidas a descartar la ambliopía u ojo vago. Si el niño está asintomático, se recomienda una primera visita al oftalmólogo alrededor de los 4 años.
  • En mayores de 5 años, se pretenden detectar los defectos refractivos y la necesidad del uso de gafas.

¿Y en la edad adulta y en la tercera edad?

Las enfermedades o condiciones propias de la edad adulta y la tercera edad son básicamente la presbicia o vista cansada, la sequedad ocular, la catarata, el glaucoma y las ya comentadas, degeneración macular asociada a la edad y retinopatía diabética.

La sequedad ocular es una patología muy frecuente, especialmente en mujeres que ya han pasado la menopausia, y que no tiene tratamiento. ¿Qué se puede recomendar desde la farmacia?

Para la sequedad ocular, el tratamiento es sintomático, y generalmente se realiza tratamiento sustitutivo con lágrimas artificiales.

Sin comentarios

Dejar comentario



Angelini Farmacéutica, S.A. utiliza cookies propias para ofrecerle contenidos adaptados a sus intereses. Al navegar por esta página, acepta el uso de dichas cookies, cuyos detalles se recogen en nuestra política de cookies. Más información