Diferentes inteligencias

La satisfacción de las personas está muy ligada a su actitud. Nuestras capacidades y potenciales en pleno siglo XXI marcan más que nunca nuestras preferencias como trabajadores.

La confianza y la comodidad con nuestro equipo de trabajo se consiguen en parte a través de la comprensión de sus expectativas.

Si nos basamos en la teoría de las inteligencias múltiples podemos relacionar la diversidad de formas para resolver situaciones cotidianas con la forma de facilitar el trabajo a las personas que trabajan con nosotros.

Las inteligencias de las que hablamos hoy en día son:

  • Verbal o Lingüística: fluidez en la expresión y comprensión de textos escritos y explicaciones orales. En una oficina de farmacia podemos practicar nuestra facilidad verbal en nuestros consejos al paciente, la persona con esta capacidad será perfectamente capaz de adaptar sus palabras a quien tiene delante.
  • Lógica o Matemática: habilidad para la resolución de temas abstractos y para crear líneas de trabajo bajo argumentaciones e hipótesis. Capacidad destacable por ayudarnos a resumir, planificar y deducir posibles problemas que por ejemplo podrían dificultar el tratamiento a un paciente.
  • Espacial o Visual: capacidad para presentar ideas de forma precisa y visual. Quien muestre es aptitud podrá aplicarla por ejemplo a la explicación del uso de un medicamento a través de esquemas que podrá llevarse el cliente a su casa a modo de recordatorio.
  • Musical: muy útil para crear, analizar y recordar música. En una oficina de farmacia, aprovechemos esta capacidad para dar espacio a nuestra buena dicción e incluso comunicación en otros idiomas.
  • Corporal: destacable por la expresividad del cuerpo, deporte, uso del espacio personal, etc. en los que se requieren coordinación y equilibrio. Quien posee un alto grado de inteligencia corporal sabe moverse con gracia y transmitir la comunicación no verbal más adecuada al momento.
  • Intrapersonal: referente al conocimiento de los aspectos internos más íntimos de la persona tales como el autocontrol, automotivación, meditación…
  • Interpersonal: constituida como la capacidad de relación con los demás a través de las habilidades sociales. Aplicará empatía, escucha activa, asertividad en los momentos difíciles.
  • Naturalista: que implica el conocimiento del entorno natural o urbano que nos rodea.

Estas inteligencias deberíamos más bien tenerlas en cuenta como habilidades, que en nuestro día a día podemos aplicar con mayor o menor éxito.

En general cuando las personas podemos llevar a la práctica nuestras capacidades nos sentimos plenas y trabajamos mejor.

¿Cómo podríamos aplicarlo?

Localiza el potencial de las personas de tu equipo y ayúdale en su aplicación.

Sin comentarios

Dejar comentario



Angelini Farmacéutica, S.A. utiliza cookies propias para ofrecerle contenidos adaptados a sus intereses. Al navegar por esta página, acepta el uso de dichas cookies, cuyos detalles se recogen en nuestra política de cookies. Más información